Un homenaje a los personajes cruceños recorriendo las calles de la ciudad

16 Agosto, 2011

El Colegio de Arquitectos de Santa Cruz inició un proceso de recuperación y rescate de nuestra historia, colocando placas conmemorativas en los lugares donde nacieron o vivieron personalidades que aportaron al desarrollo de la ciudad. Se trata de una actividad que ha contado con el apoyo de historiadores y el entusiasmo de los descendientes de los personajes reconocidos.

 

Las calles de Santa Cruz de la Sierra están llenas de historia. Es algo que se puede percibir en cada paso que se da, pero también es algo que debemos preservar. Es por eso que el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz inició una actividad que tiene como principal objetivo rendir homenaje a aquellos personajes relevantes de nuestra historia. Y la mejor manera de hacerlo fue a través de una iniciativa creativa y oportuna.

Aprovechando los 450 años de fundación de la ciudad, se decidió poner en marcha una campaña para colocar placas conmemorativas, identificando los lugares donde nacieron y/o vivieron personalidades que aportaron al desarrollo y construcción de nuestra ciudad en diferentes ámbitos.


Con el colocado de las placas se generan recorridos por las calles de la ciudad que crean una memoria urbana, como un aporte al reconocimiento de las personalidades que forjaron nuestra historia cruceña y a manera de aprendizaje para las nuevas generaciones. Cada placa tiene en su encabezado un  breve texto explicativo del legado de cada uno de los homenajeados.

La tarea comenzó a principios de año de la mano de la Comisión de Patrimonio del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, integrada por Miguel Herbas, Maya Cammarata y Mariel Palma Porta.

Inicialmente se identificó los nombres de aquellos personajes claves en la historia cruceña, como Andrés Ibáñez, Melchor Pinto Parada, Dionisio Foianini, Gladys Moreno, Noel Kempff Mercado, Gabriel René Moreno y otros. Fue fruto de una larga y detallada investigación que contó con el apoyo de historiadores como Paula Peña y Alcides Parejas.


El segundo paso, y quizás uno de los más difíciles, fue ubicar los inmuebles donde estos personajes nacieron o vivieron. Los historiadores ayudaron en la identificación de los lugares y a partir de ello se contactó a las personas que vivían en esos inmuebles.


“En algunos casos, los habitantes eran descendientes de los personajes y eso facilitó la tarea, porque prácticamente nos recibían con los brazos abiertos”, recuerda el Arq. Herbas.


Lo confirma Carola Tomelic, hija de la destaca intérprete Gladys Moreno. “Como familia estamos muy agradecidos porque es muy acertado reconocer la labor de aquellas personas que marcaron la diferencia en nuestra historia. Además que con esta actividad también se asegura que las nuevas generaciones conozcan y valoren a estos personajes”, asegura Carola cuando se refiere a la placa que se colocó en honor a su madre en la calle Murillo No. 119.


También es bueno destacar que hubo inmuebles donde los habitantes, pese a no tener  ningún nexo familiar con los personajes a homenajear,  aceptaron con agrado que se utilice el frontis de la edificación para este cometido.


Elaborar los textos para cada placa también ha sido un proceso interesante y minucioso. Además de contar con la participación de los arquitectos de la Comisión de Patrimonio, se ha contado con el apoyo de los historiadores y el entusiasmo de los descendientes de los homenajeados.


“Ha sido como revivir la historia de la ciudad a través de los personajes que la moldearon”
, comenta el Arq. Herbas cuando se refiere a la experiencia.


Para Blanca Sandóval, sobrina-nieta de Dionisio Foianini, la experiencia fue por demás gratificante. “Fue un honor haber participado en todo esto, porque es muy importante recordar a la gente que dio todo por su tierra”, exclama la descendiente del hombre que fue fundador y primer presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).


Se hizo justicia con un hombre que todos debemos recordar”, comenta la señora Blanca, que vive en la casa donde Dionisio Foianini pasó gran parte de su vida, en la calle Chuquisaca No. 60. “Mi madre todavía vive en esta casa, que fue comprada por nuestra familia en 1914. Ella nació aquí”, agrega.


El diseño de las placas se generó a partir de un estudio previo de la imagen corporativa del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz. Las mismas se han ejecutado en piedra cuarzo cristal, color blanco de 45 x 30 cm., que destacan por su elegancia y belleza.


Para el historiador Alcides Parejas, la actividad emprendida por el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz es importante porque ayuda a que la ciudad crezca con personalidad. “A pesar del crecimiento demográfico inusitado que se está dando, es importante que Santa Cruz de la Sierra conozca los personajes importantes de su historia”, asevera Parejas.


Para el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, la colocación de las placas conmemorativas es una forma de ratificar el rol de constructores de los arquitectos al preservar la memoria urbana. Un rol que hace referencia no sólo a la construcción de obras arquitectónicas, sino también a la de ciudadanía, en la que la conservación de la memoria de los pueblos es fundamental.

Para añadir un comentario necesitas estar conectado

Si ya tienes una cuenta haz click aqui, si deseas crear una haz click aqui.

Otras Noticias

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
cascz