Sergio Antelo: un hombre que trascendió los límites de la arquitectura

– Fue presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz y Colegio de Arquitectos de Bolivia.
– Proyectó obras arquitectónicas que marcaron hitos en la ciudad, como la Terminal “Julio Prado Montaño” y el Parque El Arenal.
– La historiadora Paula Peña lo considera como el representante más importante del pensamiento político cruceño contemporáneo.

Hay hombres que están destinados a sobresalir más allá de los límites establecidos; a destacar no sólo en su área de acción, sino en el ámbito al que son llevados por la pasión. Y Sergio Antelo Gutiérrez fue uno de ellos.

Nació en 1941 y como diría el arquitecto Virgilio Suárez, “fue un adelantado en su tiempo”. Su niñez la pasó en la Santa Cruz de la Sierra de mediados del siglo XX, aquella que no sobrepasaba los 50.000 habitantes y que estaba prácticamente aislada del resto del país.

En ese contexto fue creciendo quien luego elegiría la arquitectura como profesión y el pensamiento político como vocación. A finales de la década del 50, cuando Santa Cruz de la Sierra luchaba por salir del abandono, Antelo salió del país para formarse en la facultad de arquitectura de la Universidad Federal de Pernambuco, en Brasil.

Al volver a su ciudad comenzó a destacar como uno de los actores protagónicos de la urbe que estaba en pleno proceso de transformación. Como arquitecto proyectó obras que se convirtieron en referentes urbanos, como la terminal de buses “Julio Prado Montaño” (hoy exTerminal), el edificio de la Cooperativa La Merced y el restaurante del Parque El Arenal, por citar algunos.

“Deja un legado muy interesante con obras emblemáticas; además tiene una gran cantidad de viviendas y edificios edificados por toda la ciudad”, comenta el arquitecto Víctor Hugo Limpias.

El arquitecto Fernando Prado destaca la visión pionera de Antelo. “Es un representante del movimiento moderno arquitectónico en Santa Cruz, marcado por usar de manera distinta el hormigón armado”.

En el ámbito institucional, Antelo fue presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz (1974 a 1977) y se convirtió en el primer cruceño en estar a la cabeza del Colegio de Arquitectos de Bolivia (1978 a 1981), donde gestó una reestructuración que democratizó al ente.

“Lideró nuestro gremio durante cuatro gestiones consecutivas en un proceso significativo en lo institucional, fortaleciendo los aspectos normativos, organizativos y económicos, muchos de los cuales hoy continuamos percibiendo… Nuestro gremio, cruceño y boliviano, le debe mucho de la institucionalidad con la que ahora nos encontramos”, afirma Jorge Stratis, gerente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz.

Su rol como planificador fue determinante para una Santa Cruz de la Sierra que entre las décadas del 70 y 80 comenzó a despuntar y a crecer en diferentes aspectos. Tuvo un rol vital en la creación del Plan Tres Mil, que se formó a raíz de la inundación de 1983, cuando él estaba de alcalde.

Desde la arena política, siguió aportando al desarrollo urbano. Como concejal se encargó de elaborar y hacer aprobar el primer Código de Urbanismo y Obras de la ciudad.
Por esos años, su figura ya comenzaba a trascender los límites de la arquitectura y la planificación urbana. “Él fue uno de esos líderes natos de la arquitectura, que por su visión altamente progresista y de avanzada, no fue justamente reconocido en vida”, asegura su colega Virgilio Suárez y agrega: “Era un adelantado a la época. Tenía la visión de la arquitectura moderna: que sostiene que el ejercicio de la profesión debe estructurarse en el marco de los grandes cambios sociales”.

Antelo fue miembro de partidos como Izquierda Unida (IU) y Movimiento Bolivia Libre (MBL). A principios de este siglo lanzó la proclama de la Nación Camba y ahí su figura comenzó a alcanza otra connotación.

La historiadora Paula Peña lo sintetiza de la siguiente manera: “Sergio Antelo es el representante más importante del pensamiento político cruceño contemporáneo. Él desarrolló teoría política a partir de su interpretación de la historia de Santa Cruz y de las relaciones de esta región con el estado Central. A partir de esa tensión él analiza y desarrolla su propia teoría, desarrolla conceptos y categorías… Y esto lo convierte en el pensador más importante de Santa Cruz en términos políticos”.

En el aspecto humano, el arquitecto Prado destaca dos características de Antelo Gutiérrez: “Su absoluta honestidad económica e intelectual y su desapego al poder. No era una persona que buscaba el poder sino que hacia las cosas por convicción.

Para Mario Aguilera Cirbián, presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, la figura de Sergio Antelo trasciende los límites de la arquitectura y lo coloca en el ámbito de los grandes pensadores de la ciudad y el departamento. “Su vida tiene cierto paralelismo con la historia de Santa Cruz de la Sierra de los últimos años. Nació en una pequeña urbe y le tocó ser uno de los artífices para que la misma se transforme en una metrópolis. Su aporte al Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, a su ciudad y a su país ha sido invalorable”, afirma Aguilera.

Publicado en NACIONAL, NOTAS DE INTERES y etiquetado , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *